info@brepanama.com
2699686 / 66447983

Ahorrar Para Los Tiempos De Vacas Vigorosas

Junio 20 de 2018

Panamá no es ajena a esta realidad. Con el pago del décimo en el sector público y en algunas empresas privadas en abril, los comercios se esmeraron en atraer compradores con ofertas de todo tipo. Por ellos salta la pregunta: ¿Qué pasa con el ahorro? El estudio Ahorrar para desarrollarse, cómo América Latina puede ahorrar más y mejor, del Banco Interamericano de Desarrollo, revela que los latinoamericanos guardan poco de sus ingresos. Del total de los ahorros de la región, los hogares aportan 28%, el sector público 11% y las empresas 61%. Los eternos problemas de desconfianza en las instituciones financieras y los altos costos de hacer negocios con los bancos desalientan a los hogares de la práctica de colocar sus ahorros en instituciones financieras formales, indica el reporte. Solo cerca del 16% de la población adulta de América Latina y el Caribe declara que tiene ahorros en un banco, comparado con el 40% en Asia emergente y el 50% en las economías avanzadas.

En su lugar, los hogares de la región, sobre todo aquellos relativamente más pobres, ahorran más a través de mecanismos informales o sencillamente no ahorran. Cuando lo hacen, no logran acumular grandes cantidades de recursos debido a que gastan de inmediato en emergencias o en necesidades diarias como alimentos, salud o vivienda. “La mayor parte del ahorro neto es generado por los hogares de altos ingresos. Sin embargo, los hogares relativamente más pobres también destinan una parte de su ingreso mensual al ahorro, pero su acumulación apenas alcanza para atender emergencias u otras demandas de gasto relativamente menores”, precisa el reporte del BID. Ese dinero ahorrado por los más pobres rara vez ingresa al sistema financiero, donde puede canalizarse para financiar inversiones de más largo plazo que favorezcan el bienestar individual y el desarrollo nacional.

Como invertir en educación, mejora de la vivienda o para el retiro. LA TAREA DE EDUCAR Rolando de León de Alba, gerente general del Banco Nacional de Panamá, comenta que lograr una cultura de ahorro es importante para las personas ya que a través de este mecanismo pueden lograr la estabilidad financiera necesaria para hacerle frente a situaciones inesperadas, y así no tendrían que recurrir a préstamos personales. “También las personas se sienten más seguras al tener bienestar y tranquilidad. Ahorrar les permite lograr metas personales como comprar su auto o su casa nueva, y con ello obtener una mejor calidad de vida”, refiere el gerente. Los panameños están siendo ahora más cautos y tratan de hacer reservas para cubrir sus necesidades pequeñas e inesperadas a corto plazo, para lo cual buscan productos como cuentas de Navidad y cuentas de ahorro, para el abono del auto y su casa. “Es necesario continuar promoviendo programas de educación financiera para una mayor concienciación de la planificación y elaboración de un presupuesto familiar para cumplir con planes de ahorro a mediano plazo, como serían los estudios de los hijos, y a largo plazo para planes de jubilación”.

En el Banco Nacional de Panamá se ofrecen productos como las cuentas de Navidad, cuentas para los menores de edad, cuentas de acreditamiento de salario, y cuentas con interés escalonado, de acuerdo al monto ahorrado. “Para aquellas personas con actividad informal les podemos ofrecer las cuentas de trámite simplificado, con el objetivo de que toda nuestra población tenga la posibilidad de abrir una cuenta de ahorros y contribuir a la bancarización. Ofrecemos los depósitos a plazo fijo, que se pactan por término de entre un mes y cinco años, con una tasa de interés atractiva”. Según la Superintendencia de Bancos de Panamá, el total de los depósitos locales en el sistema bancario nacional al cierre de diciembre de 2017 fue de más de 52 mil 436 millones de dólares. De esta cantidad, los depósitos locales a la vista de particulares ascendió a más de 3 mil 346 millones de dólares al cierre de diciembre, y los ahorros a plazo, también de particulares, sumaron más de 21 mil 873 millones de dólares al cierre de diciembre del año pasado. Los depósitos locales de ahorros de particulares fueron de más de 10 mil 292 millones de dólares, según las estadísticas de la Superintendencia de Bancos. Las captaciones locales de particulares, es decir, el dinero ahorrado por personas naturales, creció 5.3% el año pasado. En Panamá el 64% del total de los depósitos del centro bancario internacional está integrado por ahorros de personas jurídicas, es decir, empresas, y 36% de particulares. Del total de los depósitos locales, 58% están en productos de plazo, 20% en instrumentos de ahorro corriente y 22% son ahorro a la vista. Las tasas de interés para los ahorros son relativamente bajas en comparación con las activas o para créditos. Al cierre de febrero, por ejemplo, la remuneración para ahorros corrientes fue de 0.84% y para cuentas a plazo 0.77%. Invertir en inmuebles o en un fondo educativo también puede retribuir positivamente a quienes destinan recursos para esos fines. Se trata de preservar el dinero y contar con bienes para el futuro.


©2018 brepanama.com | todos los derechos reservados